Posted by: incapoint | June 22, 2008

El saqueo a Machu Picchu fue superior al que se creia.

El pillaje en Machu Picchu fue mayor del que se conocía hasta ahora

LIMA (AFP) — Perú, que hoy en día reclama el regreso de piezas arqueológicas sacadas de Machu Picchu en 1911 por su descubridor, el estadounidense Hiram Bingham, enfrenta el hecho de que un aventurero alemán expolió esa ciudadela en 1867, llevándose el oro y otros tesoros que allí se encontraban.

Un grupo de investigadores reveló que el aventurero alemán August Berns saqueó de una forma totalmente legal en 1867 la célebre ciudadela inca, 44 años antes de que Bingham la diera a conocer al mundo.

La actividad de Berns todavía no se conoce bien. ¿Saqueador y traficante de objetos arqueológicos o empresario minero y explotador de madera? Casado y con dos hijos, poseía una fábrica de traviesas para el ferrocarril y obtuvo legalmente concesiones mineras a partir de 1867, entregando al Estado entre 10 y 20% de regalías.

“Entre magnífico descubridor y saqueador infame, debe haber un término medio”, dice a la AFP el historiador francés Alan Gioda, del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo. Para este investigador, se trata de un hombre que “llegó a acuerdos oficiales y montó una empresa totalmente legal”.

En la época, Perú estaba en pleno boom económico vendiendo guano (excremento de aves usado como fertilizante) en el mundo entero. El presidente José Balta intentaba atraer a empresarios para que se instalaran en el país y ayudaran a reembolsar la deuda externa e impulsar el progreso simbolizado por los ferrocarriles.

En el siglo XIX las autoridades daban en concesión la explotación de minas, de filones o de huacas (antiguas tumbas o lugares sagrados incas) con tesoros arqueológicos.

“Fue el descubrimiento de un mapa alemán del siglo XIX en los archivos de la Biblioteca Nacional de Lima” por el cartógrafo Paolo Greer que puso a los investigadores sobre la pista, explicó Gioda. Greer, un cartógrafo que trabajó en Alaska, encontró una correspondencia y mapas que mencionan una explotación de Machu Picchu tanto en archivos del Perú como de Estados Unidos.

Según un mapa de 1874, Machu Picchu fue dado en concesión minera a Berns, que en ese momento tenía su aserradero en Aguas Calientes, el poblado situado a los pies de la montaña de la ciudadela inca. Es así como Berns sería el verdadero descubridor de Machu Picchu, la ciudadela inca del siglo XV con la que los conquistadores españoles nunca lograron dar a pesar de su búsqueda encarnizada.

“Hemos demostrado que Berns y sus socios extrajeron el oro de los restos arqueológicos de Machu Picchu utilizando una empresa que obtuvo una concesión minera para explotar madera y oro en la zona donde se encuentra la ciudadela”, dijo a la AFP el historiador peruano Carlos Carcelén, quien hizo parte de la investigación. “Lamentablemente comprobamos que hubo un gran saqueo de objetos de oro que luego fueron vendidos a museos y universidades europeas”, explicó.

El descubrimiento de la existencia de Berns y las ventas de tesoros arqueológicos en el extranjero podría provocar una polémica en Perú, donde el gobierno reclama a la Universidad estadounidense de Yale más de 40.000 objetos que Bingham, el descubridor oficial de Machu Picchu, se llevó a su país al comienzo del siglo XX.

En su libro ‘Inca Land’ de 1922, Bingham se proclama como el descubridor de Machu Picchu “con la posible excepción de un explorador de minas” que no identifica pero que bien podría ser Berns. Según esta historia, Bingham se habría llevado entonces lo que Berns desechó o no logró llevarse.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: