Posted by: incapoint | September 25, 2009

Intihuana, donde se amarra al sol. Machu Picchu

INTIHUATANA

Donde se amarra el Sol

“El monolito atrae la admiración de los turistas que recorren el complejo arqueológico más visitado DEL PERU. Ellos posan sus manos o recuestan su frente en la irregular escultura, sintiendo una extraña energía, una inexplicable fuerza que emerge de cada una de sus cuatro aristas.”

En una de las explanadas del Templo de las Tres Ventanas en  Machu Picchu, se encuentra el Intihuatana, uno de los mayores misterios de la cultura incásica. Diariamente, centenares de turistas sienten la energía que emana de este monumento de piedra -semejante a un obelisco en miniatura-que parece concentrar toda la fuerza telúrica de la más famosa ciudadela inca.

 

Quizás lo amarraban porque era su padre y su Dios y no querían que se fuera; o, quizás, sólo pretendían alargar el día y estirar las horas de luz, para trabajar más horas en el campo abriendo surcos en los valles fértiles o cultivando los frutos de la mamapacha.

 

Intihuatana o “amarrar al sol”, dicen los hombres andinos desde Abancay (la tierra del Dios que habla) hasta las cumbres del Huascarán (el nevado más alto DEL PERU) al narrar esta vieja leyenda surgida en tiempos prehispánicos, cuando el mundo andino era dominada por el Inca.

 

Aún hoy, la leyenda del Intihuatana se cuenta en tierras cordilleranas. La narran decenas, cientos, quizás miles de hombres de todas las razas y naciones indígenas, quienes describen el monolito de piedra, localizado en una de las explanadas del Templo de las Tres Ventanas de Machu Picchu, la colosal ciudadela inca que nunca fue descubierta por los españoles.

 

El monolito atrae la admiración de los turistas que recorren el complejo arqueológico más visitado DEL PERU. Ellos posan sus manos o recuestan su frente en la irregular escultura, sintiendo una extraña energía, una inexplicable fuerza que emerge de cada una de sus cuatro aristas.

 

Intihuatana es el nombre de este peculiar obelisco. ¿Es sólo una coincidencia?, ¿una inocente homonimia? o ¿se trata de uno de los lugares en donde los incas pretendían amarrar al sol, tal como lo cuentan los hombres del ande, al narrar la vieja leyenda?

 

 

Tal vez el relato está inspirado en el monolito al que hoy acuden riadas de visitantes, para experimentar esa “extraña vibración”, difícil de explicar, pero fácil de sentir en este monumento prehispánico, que no rompe la armonía del paisaje andino, ese paisaje repleto de verdor y de picos lejanos tatuados en el horizonte.

 

Pero la calmada belleza se vuelve vorágine en las torrentosas aguas del río Urubamba, húmeda y huidiza serpiente perdida en el fondo del panorama de Machu Picchu, la ciudadela inca protegida por el Inti o Sol, el dios todopoderoso que hasta 1911 -año en el que llegó Hiram Bingham- se dio maña para evitar las pisadas intrusas de los hombres de occidente.

 

Y es que el Sol era la principal deidad del incario. Se le atribuía el crecimiento de los cultivos y era el padre de Manco Capac y Mama Ocllo, los fundadores del imperio, por esa razón se levantaron numerosos templos y santuarios para adorarlo. Se cree que el Intihuatana era uno de ellos.


Responses

  1. En una de las explanadas del Templo de las Tres Ventanas en Machu Picchu , se encuentra el Intihuatana, uno de los mayores misterios de la cultura incásica. Diariamente, centenares de turistas sienten la energía que emana de este lugar.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: